2011 (II)

Los servicios de seguridad alemanes temen que Brevick pueda convertirse en un modelo a imitar. Tal y como está la cosa, no solo el Sacro Imperio Germano debería tener miedo a que la inteligencia de algunos individuos se vea sometida a la violencia ultraderechista (una inteligencia que al equivocarse de enemigos, deja de serlo). Cuando el monstruo actúa nos dicen que es un loco, un malo por naturaleza…, o cualquier otro adjetivo que explique el hecho por sí mismo. Pero lo que no debemos olvidar es que el discurso de ese loco ya existía antes de que lo conociésemos. Sin ir más lejos, en Alemania mismo Merkel decía hace unos meses que la multiculturalidad había fracasado, que la integración de los inmigrantes había resultado fallida: un mensaje trágico, definitivo, sin opciones tal y como lo planteó.¿Sin opciones? Bueno, algunos sí que pueden encontrarlas: Brevick lo hizo. Y es que el mensaje de Merkel no era otra cosa que una invitación para que los Brevick del mundo ayuden a erradicar ese fracaso.

Pero no todo es catastrofismo y estupidez: hay quienes utilizan su inteligencia para no dejarse influenciar, para pensar por sí mismos, para darse cuenta de que los Merkel, los locos, o los malos por naturaleza, solo se diferencian en el método a través del cual desperdician sus inteligencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s